Un grupo de personas toma fotos del nuevo grafiti de Banksy de la prisión inglesa de Reading

Publicidad

Arte

Banksy reaparece en una cárcel abandonada de Londres con una nueva obra

El grafiti ha aparecido en el muro exterior de la prisión Reading, en Berkshire, Reino Unido y Banksy ya ha reivindicado su autoría a través de un vídeo.

El muro exterior de la antigua cárcel de la ciudad de Reading (al oeste de Londres), apareció hace una semana con un misterioso grafiti en el cual se puede ver a un prisionero huyendo muro abajo aparentemente con la ayuda de una sábana anudada, aunque en realidad se trata del papel que sale de una máquina de escribir.

Ahora, se ha conocido que el autor ha sido el mundialmente famoso Banksy, según ha confirmado el propio artista en un vídeo publicado en su página web. El vídeo publicado muestra al artista de Bristol, en pleno proceso de creación de la obra, sumido en la oscuridad, tratando de pasar desapercibido ante cualquier mirada curiosa para preservar el anonimato.

Diversos usuarios de redes sociales insinuaron que el preso retratado por Banksy podría ser, ni más ni menos, que el escritor irlandés Oscar Wilde, uno de los internos más célebres de esa cárcel en el siglo XIX.

El nuevo grafiti, bautizado como 'Create Escape', llega en medio de una campaña que reclama convertir la antigua prisión del centro de Reading en un complejo artístico y evitar así que acabe derrocada para ceder espacio a la construcción de viviendas de lujo. Los impulsores de la plataforma para "salvar" el centro penitenciario, en desuso desde 2013, agradecieron en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter la obra del artista inglés y aseguraron que "su apoyo y donación a la ciudad serán apreciados durante muchos años".

Se trata de la primera huella del artista en 2021, tras firmar varias obras el año pasado en distintas localidades británicas, entre ellas su Bristol natal, donde plasmó en un mural una mujer mayor estornudando con fuerza mientras su dentadura postiza vuela por los aires.

También la ciudad inglesa de Nottingham amaneció en noviembre de 2020 con un grafiti de Banksy, en esta ocasión para mostrar a una niña jugando con un neumático de una bicicleta a modo de hula hoop, al lado de una bicicleta real, desplomada junto a un poste y sin una de las dos ruedas.

Publicidad