Francia

Avistada una morsa en el norte de Francia, a miles de kilómetros del Ártico

El animal horas después se zambulló en el agua y desde entonces no se ha vuelto a observar su presencia en el puerto ni en los alrededores de la zona.

Imagen de la morsa en Francia

Imagen de la morsa en Francia Prefectura de la región de Normandía

Publicidad

Las autoridades francesas han confirmado la presencia de una morsa en el puerto de Dieppe, en el norte de Francia. Se encuentra a miles de kilómetros de Groenlandia, Alaska y otras zonas del océano Ártico de donde es originario dicho animal.

La morsa fue avistada el viernes a la entrada del puerto por varios responsables de la Capitanía del lugar, según informa la Prefectura de Normandía y Sena Marítimo.

Estos animales son originarios de zonas del océano Ártico como Groenlandia o Alaska. Se calcula que quedan unos 250.000 ejemplares, aunque apenas unos 40.000 viven en el Atlántico.

Establecido un perímetro de seguridad

Una vez se confirmó la presencia del animal se estableció un perímetro de seguridad para que los transeúntes evitaran acercarse. La Oficina Francesa para la Biodiversidad y el Observatorio de Aves y Mamíferos Marinos (PELAGIS) no emitió información sobre la salud de la morsa.

El animal horas después se zambulló en el agua y desde entonces no se ha vuelto a observar su presencia en el puerto ni en sus alrededores. Ante ello, se ha decidido levantar el perímetro de seguridad.

La morsa es un mamífero marítimo que suele salir del agua a descansar antes de volver al agua con la ayuda de las mareas. Sin embargo, al tratarse de una especie protegida, de carácter temeroso y con mala visión fuera del agua, el animal puede ser agresivo y suponer un peligro para los que le rodean y para sí mismo. "Las morsas tienen miedo, pero siguen siendo animales salvajes", escriben en un tuit.

Publicidad