Los pilotos están acostumbrados a regresar a sus aeropuertos de origen si hay una emergencia que les obligue a ello. Sin embargo, volver porque una madre olvidó a su bebé es un caso poco habitual.

Este incidente tuvo lugar el pasado fin de semana cuando un avión saudí regresó al aeropuerto después de despegar sin un bebé que se había quedado en tierra.

El juevo SV832, que cubría el recorrido entre Yeda y Kuala Lumpur, regresó al aeropuerto después de que una madre avisara de que se había dejado a su bebé en la zona de embarque de la terminal del Aeropuerto Internacional Rey Abdul Aziz.

Un vídeo difundido por los medios de comunicación locales mostraba al piloto solicitando permiso para regresar al aeropuerto. "¿Qué Dios esté con nosotros ¿Podemos volver o qué?", preguntaba el piloto en una conversación con un controlador aéreo.

En el vídeo se puede escuchar al operador preguntando a un compañero sobre el protocolo en estos casos: "Este vuelvo pide volver..., un pasajero olvidó a su bebé en la sala de espera", dice. El operador entonces le pide al piloto que vuelva a confirmar la razón por la que pide regresar al aeropuerto.

"Ya hemos dicho que una pasajera se dejó a su bebé en la terminal y se niega a continuar en el vuelo", dice el piloto, al que le contestan que puede regresar.

El piloto ha sido alabado por su entrega y por su "humanidad" al aceptar regresar al aeropuerto considerando así la situación como un "caso de emergencia".