La policía de EEUU estudia un posible caso de violencia policial. Los hechos tuvieron lugar cuando un agente daba el alto a un conductor de motocicleta. Para indicarle que pare el policía le apunta con su arma y le derriba.

El acusado asegura que el conductor opuso resistencia a su orden y por ello tomó la decisión de derribarle. No es la primera vez que se acusa a este agente de un abuso de violencia y de practicar una detención haciendo uso de la fuerza.