Bianca Godoy era una niña argentina de cuatro años que murió el viernes, fallecimiento sobre el que su madre y su padrastro, ahora detenidos, se negaron a declarar. Sin embargo, la autopsia ha revelado todo el sufrimiento que sufrió la pequeña hasta su muerte.

La causa de la muerte fue una asfixia que le provocó un derrame cerebral después de ser golpeada fuertemente en la cabeza, probablemente mientras comía. El informe de los forenses revela. además, que Bianca había sido víctima continuada de torturas y de abuso sexual. Junto a las marcas de las violaciones, su cuerpo presentaba signos de golpes previos, huellas de golpes con cinturones, hematomas en la cabeza y marcas compatibles con mordeduras. Además, en los tobillos y las muñecas tenía signos de ataduras o precintos, según informa 'Todo Noticias'.

Los detenidos llevaron a la niña inconsciente al hospital, donde fueron arrestados después de que los médicos descubrieran todos los golpes que tenía su cuerpo y heridas compatibles con una violación.

"No podemos creer tanta maldad. Nunca pensamos que la situación eran tan grave y no podemos creer que ella, como madre, haya dejado que le hicieran todo esto a Bianca", ha señalado su tía materna. No obstante, su padre biológico ya había denunciado las palizas que Bianca sufría y había iniciado los trámites para quedarse con su custodia.

Te puede interesar

Muere una niña de dos años víctima de torturas de su padre y su madrastra, que se culpan mutuamente

Una mujer confiesa haber inyectado lejía y jabón líquido a su bebé: "No podía amar a mi hija y decidí torturarla"

Un polémico corto revive el macabro crimen de un bebé torturado hasta la muerte por otros dos menores