87.794649

Publicidad

Vacuna coronavirus

Astrazeneca y Rusia ensayan combinar sus vacunas contra el coronavirus

Iniciativa conjunta para mejorar la eficacia de una de las vacunas que participa en la carrera para vencer al coronavirus. La farmacéutica británica AstraZeneca ha confirmado que comenzará "pronto" a investigar la combinación de su vacuna con la rusa Sputnik V.

La carrera por las vacunas contra el coronavirus se acelera con el visto bueno de los organismos reguladores a algunas de ellas. Reino Unido ya ha comenzado con la campaña masiva tras la luz verde a la vacuna de Pfizer y Estados Unidos podría empezar a utilizar esa misma vacuna la próxima semana, tras recibir el visto bueno de la Agencia del Medicamento.

En esa carrera la farmacéutica británica AstraZeneca ha dado un paso en una dirección inédita hasta ahora en esta pandemia. Confirma que va a comenzar pronto a investigar la combinación de su vacuna contra la COVID-19 con la desarrollada por científicos rusos, la conocida como Sputnik V que ya se está administrando.

El objetivo de esta iniciativa

El anuncio ha llegado a través de un comunicado divulgado en su web. La farmacéutica subraya que "poder combinar diferentes vacunas contra la COVID-19 podría resultar de ayuda para una mejor protección y/o mejorar la accesibilidad de la vacuna". El objetivo sería a intensificar su efectividad frente a al coronavirus.

Inmunidad a largo plazo frente al coronavirus

Además el gigante farmacéutico, que está desarrollando la vacuna de Oxford, dice que es "importante explorar diferentes combinaciones de vacunas para ayudar a que los programas de inmunización sean más flexibles. Así se lograría que los científicos tuvieran una mayor elección a la hora de administrar las vacunas".

Se podría además, según la farmacéutica, mejorar "la inmunidad en el largo plazo". Uno de los grandes retos en esta pandemia en la que los expertos hablan de la necesidad de lograr al menos que un 65% de la población mundial esté inmunizada para frenar al coronavirus.

Publicidad