PARA ADAPTARSE A LOS RETOS DEL NUEVO SIGLO

PARA ADAPTARSE A LOS RETOS DEL NUEVO SIGLO

Sin asignaturas regladas: el nuevo sistema educativo finés que se acabará de implantar en 2020

Los alumnos de más de 16 años, equivalente a bachillerato en España, podrán formarse con este sistema innovador en el que el objetivo es abordar asuntos desde todos los puntos de vista de forma conjunta sin desglosarlos en materias independientes. Por ejemplo, la Guerra Mundial se estudiaría desde el punto de vista de la historia, la geografía y la matemática.

Imagen de un grupo de niños durante una clase en un colegio
Imagen de un grupo de niños durante una clase en un colegio | Reuters (Archivo)

Seguro que te interesa

El sistema educativo de Finlandia, uno de los más valorados del mundo por su calidad y de los primeros en el informe PISA, no se conforma con sus buenos resultados y sigue trabajando para evolucionar con una nueva forma de impartir las materias, según explica la página web de Educación del país.

El país escandinavo está decidido a acabar con las clases de física, química, matemáticas, geografía o historia a partir de los 16 años de la forma en la que están concebidas en el pensamiento tradicional. Marjo Kyllonen, la máxima autoridad de Educación en Helsinki, explica que "se está enseñando con un método que era efectivo a principios del siglo XX, pero ahora las necesidades no son las mismas y necesitamos crear algo que sea efectivo para el siglo XXI".

A partir de ahora, en vez de estudiar cada asignatura por separado, los estudiantes estudiarán eventos y fenómenos en un formato interdisciplinario y transversal. Por ejemplo, la Guerra Mundial será examinada desde la perspectiva de la historia, la geografía y las matemáticas; o para aprender inglés, economía y a comunicarse, los estudiantes pueden trabajar en una cafetería.

Lo que se pretende es que los estudiantes mayores de 16 años puedan orientarse hacia lo que quieren estudiar, eligiendo los temas que puedan ser más interesantes para su futuro. De esta manera se busca que los alumnos no pasen horas y horas durante un curso pensando en sus cosas sin que las clases de temas que no les interesan sean efectivas.

De igual forma, los estudiantes no van a seguir trabajando individualmente sentados en sus pupitres, sino que se va a fomentar mucho más la idea de trabajar en grupo para resolver problemas.

Pese a que queda casi un lustro para que estas medidas se instauren por completo, siete de cada diez profesores ya han empezado a prepararse.

Redacción | Madrid | 10/11/2016

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.