La duquesa de Sussex, Meghan Markle, hizo un viaje secreto a la ciudad de Nueva York para celebrar la llegada de su primer hijo. Sus amigas le prepararon una 'baby shower' en uno de los hoteles más lujosos de la ciudad estadounidense.

Durante su estancia, la duquesa se ha hospedado en el hotel The Mark, ubicado en la incónica zona del Upper East Side. Según publica la revista británica Tatler, la fiesta de bienvenida al bebé ha sido organizada por los amigos cercanos de Meghan, incluidos Amal Clooney y Serena Williams, quien ha pagado los 265.000 euros que ha costado la fiesta.

La suite elegida, The Penthouse (el ático), consta de dos pisos con cinco habitaciones, cuatro chimeneas, seis baños y dos tocadores, con vistas estelares a Central Park y al Museo Metropolitano de Arte. La habitación, de 1.000 metros cuadrados, tiene un precio que ronda los 75.000 dólares (66.000 euros) por noche.

La baby shower comenzó con una lección de arreglos florales acompañada por una mesa de postres preparada por el chef principal del restaurante, Jean-Georges Vongerichten.

La duquesa volvió a Londres en un jet privado que pagó el príncipe Enrique, un viaje que costó un total de 100.000 euro