116.010500

Publicidad

Coronavirus Donald Trump

Así fue el paseo de Donald Trump delante de sus seguidores frente al hospital en el que está ingresado por coronavirus

Donald Trump ha salido del hospital en que está ingresado por coronavirus y ha saludado desde un coche blindado a un grupo de seguidores, rompiendo así la cuarentena.

En resumen

Donald Trump ha difundido un nuevo mensaje desde el Hospital Militar Walter Reed en el que sigue ingresado tras dar positivo en coronavirus.

Tras reconocer que ha pasado momentos preocupantes y que ha necesitado oxigeno, los médicos que le tratan han avanzado que este lunes mismo podrían darle el alta. Esta madrugada, Trump ha roto la cuarentena para saludar a sus seguidores concentrados frente al centro médico.

Subido en un vehículo blindado, Trump recorrió una zona próxima al hospital, saludando con la mano a los seguidores que se han concentrado para darle apoyo. Una ruptura de la cuarentena criticada y calificada de irresponsable por muchos médicos, y por poner en peligro de contagio a su servicio de seguridad.

Los médicos han reconocido que Trump tuvo fiebre muy alta y necesitó hasta dos veces oxigeno. Lo que hizo que se le aplicara un esteroide que solo se utiliza para pacientes muy graves por Covid-19.

Trump, de 74 años y con sobrepeso, es un paciente con especial riesgo de desarrollar una variante seria del coronavirus por lo que se le ha sometido también a escáneres pulmonares y a un control exhaustivo de las funciones cardíacas, hepática y en los riñones.

El brote de coronavirus no solo ha afectado a Donald Trump y a su esposa, Melania Trump, y la lista se amplió este domingo a uno de los ayudantes del presidente, Nicholas Luna, según el diario 'The Washington Post'.

Existen dos posibles focos del virus: el evento de presentación el sábado 26 de septiembre de la nominada a jueza del Tribunal Supremo Amy Coney Barret en la Casa Blanca, donde asistieron al menos siete personas con casos ahora confirmados, y los preparativos para el primer debate presidencial del martes pasado en Cleveland (Ohio).

Publicidad