110.015667

Publicidad

George Floyd

Así es Minnesota, un estado rico con una gran brecha social entre razas a ojos de los españoles residentes

La muerte de George Floyd ha provocado grandes disturbios en Minneapolis, la ciudad más grande del estado: “Nuestra ciudad se ha convertido en un campo de batalla”, explica Mercedes, desde la ciudad epicentro de las protestas.

En resumen

  • El sueldo de los afroamericanos en Minnesota es un tercio más bajo que el de las personas de raza blanca

La ciudad de Minneapolis vive momentos muy convulsos con enfrentamientos constantes tras el fallecimiento de George Floyd. La rabia se ha adueñado de las calles y su muerte ha hecho saltar la chispa del odio.

Los españoles que viven en la ciudad más grande del estado de Minnesota cuentan a Antena 3 Noticias cómo están viviendo estos días de tensión: “Nuestra ciudad se ha convertido en un campo de batalla. Los restaurantes están sellados con tablones y los dueños se sientan delante para poder defender sus propios negocios”, asegura Mercedes, una española residente en Minneapolis.

Natalia reconoce que ha pasado miedo: “Empezaron atracando camiones de correos, saquearon bancos… Había helicópteros sobrevolando nuestro apartamento”.

La comunidad afroamericana se ha alzado para pedir justicia: “Estas son las consecuencias de no ser escuchados, de no ver un cambio”, afirma Luis. A este español le preocupa que los grupos radicales “se estén aprovechando y planeando para provocar y causar más daños”.

Maya era la dueña del club en el que el policial que redujo a Floyd y la víctima trabajaron al mismo tiempo, aunque no se conocían: “Los hombres afroamericanos saben que cuando son detenidos por la policía no deben resistirse”.

Alrededor de 1.200 personas mueren a manos de agentes de policía y el 25% son afroamericanos.

Grandes desigualdades

El Estado de Minnesota es uno de los estados con mayor nivel de vida del país, pero con una gran brecha social entre personas de raza blanca y raza negra.

Por ejemplo, el sueldo de los afroamericanos es un tercio más bajo que el de las personas de raza blanca.

Además, solo una de cada cuatro familias afroamericanas puede comprarse una vivienda. En cambio, las familias blancas lo pueden hacer tres de cada cuatro.

Publicidad