Guerra Rusia Ucrania

Así celebran las tropas chechenas la toma de Mariúpol

Las fuerzas rusas aseguran haber tomado el control total de la ciudad portuaria y haber rodeado la planta Azovstal, donde se encuentran soldados y civiles de la resistencia ucraniana.

Publicidad

Las tropas chechenas que luchan contra las fuerzas ucranianas en la guerra en Ucrania celebran por todo lo alto la toma de la ciudad portuaria de Mariúpol, tras intensas semanas de duros combates y continuos bombardeos. Tanto el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, como el presidente ruso, Vladímir Putin, informaron el jueves de la toma de la localidad portuaria, la más asediada en la invasión rusa y clave en la "operación militar especial" de Rusia.

Los soldados de Ramzán Kadíroz, líder de las fuerzas Chechenas, han celebrado con los puños en alto y agrupados frente a un edificio derruido y en llamas la toma de la ciudad al sur de Ucrania. En el centro de la imagen, el político checheno, Adam Delimkhanov. Celebran con euforia su victoria pese a que no han podido entrar en la acería de Azovstal, el último bastión de la resistencia ucraniana, donde más de 1.000 civiles y soldados ucranianos están refugiados. Putin dio la orden de que no saliera "ni una mosca" de la planta.

En el día 58 de la guerra en Ucrania, Rusia ha dado la orden de cercar la planta metalúrgica y no entrar para evitar bajas en sus filas, así lo ha notificado este viernes la Inteligencia británica en su último informe sobre la invasión rusa. El plan del Kremlin es mantener la zona rodeada para dejar sin agua y sin comida a los que están dentro, si no se rinden, morirán de inanición.

El papel de las fuerzas chechenas en Ucrania

Tan solo dos días después de que las fuerzas rusas entraran en Ucrania por el este del país, Ramzán Kadírov, presidente de la República de Chechenia en Rusia, anunció que sus tropas estaban desplegadas sobre el campo de batalla. Cabe recordar que el líder sanguinario checheno enfrenta sanciones de Estados Unidos y ha sido acusado de abusos brutales. Hace unos días aseguró que "tomaremos Kiev y destruiremos Ucrania".

No es la primera vez que Chechenia despliega sus tropas en conflictos. En el año 2008 participaron en la guerra en Georgia, el episodio previo al conflicto en Ucrania de 2014. También acudieron a combatir a Siria. Desde que Kadírov llegó al poder en 2007, ha acabado con la oposición y ha restringido derechos y libertades en Chechenia. Está acusado de perpetrar torturas y ejecuciones extrajudiciales. Se le ha relacionado con el asesinato de periodistas y activistas por los derechos humanos.

Con la misma premisa que Vladímir Putin, el líder Checheno actúa para conseguir "la paz". Ambos líderes mantienen una gran relación y ahora las fuerzas chechenas luchan junto a las rusas en la guerra en Ucrania.

Publicidad