EN CHINA

Arriesgan su vida para rescatar a una niña que se había quedado atrapada por la cabeza entre las rejas de una ventana

Los gritos y llantos de la pequeña alertaron a dos hombres que subieron al tejado del edificio de tres alturas. Uno de ellos, arriesgando su vida, llegó hasta la menor pasando por las cornisas. Ya con la ayuda del otro consiguieron, tras una eterna media hora, liberarla y que volviera a su casa sin heridas.

Publicidad

Publicidad