Abusos sexuales

"Me arrebataron la vida", el lamento de una joven de 13 años antes de suicidarse tras sufrir abusos sexuales

Sasha Taveli tenía solo 13 años cuando se suicidó. Denunció que sufría abusos sexuales pero nadie pareció creerla, ahora se investiga a los presuntos depredadores entre los que estaría, presuntamente, un vecino, su padrastro y hermanastro.

Imagen de archivo de un columpio

Imagen de archivo de un columpio Pixabay

Publicidad

Pidió ayuda, pero nadie la escuchó. Sasha Taveli sintió que le arrebataran la vida y a principios de este mes se suicidó tras sufrir abusos sexuales, presuntamente, de forma reiterada y por varias personas.

El mismo día en el que Sasha puso fin a su sufrimiento quitándose la vida publicó un vídeo en sus redes sociales con el siguiente mensaje: "Me quitaron la vida, me la arrebataron" acompañado de un vídeo en el que se entrelazaban fotos de su niñez con imágenes de casos de abusos y el retrato de sus presuntos agresores. El documento se completaba con la canción de la mexicana Natalia Lafourcade que dice: "Triste aquel día, el sol se apagó, lloraron las flores, lloraron los ángeles".

El caso ha conmocionado a Argentina y en especial a su pueblo el Pilar. Los vecinos nada más conocer el suicidio de la pequeña salieron a la calle a clamar justicia. Incluso llegaron a incendiar la casa y el almacén de uno de los hombres señalados en el vídeo que ahora está detenido.

Se trata de un comerciante de la zona que primero fue aprehendido y cuya aprehensión se convirtió en detención en las horas posteriores acusado de "abuso sexual sin acceso carnal".

En el documento la pequeña también muestra la imagen de su padrastro y hermanastro. El medio Pilar a diario publica que Sasha y su madre denunciaron hace un año intentos de abusos sexuales por parte de los hermanastros de la joven, aunque finalmente la madre rechazó seguir con el proceso penal y la causa se archivó.

La autopsia indica que no hay indicios de abusos recientes pero sí de fechas anteriores por lo que se continúa investigando. Varias amigas de Sasha han relatado que en los últimos días la joven había compartido con ellas que estaba siendo víctimas de abusos y que su madre lo sabía pero no la creía.

"Dio aviso a muchos adultos, profesores, preceptores y directivos de su colegio y nunca la ayudaron en nada. Ella sufrió muchísimo y lo peor es que buscó ayuda y no la ayudaba nadie", dijo una de ellas.

Publicidad