Caso Daniel Sancho

El argumento de muerte accidental pierde fuerza: la Policía tiene claro que Daniel Sancho premeditó el asesinato de Edwin

Las amenazas de Arrieta encontradas en los chats del teléfono del asesino confeso hacen que la Policía confirme que el asesinato fue premeditado.

Publicidad

Se complica la situación judicial de Daniel Sancho. El argumento de la defensa de una muerte accidental pierde fuerza porque, este jueves, Antena 3 ha podido conocer en primicia que la Policía tailandesa ha encontrado varios mensajes de Edwin Arrieta en el móvil del asesino confeso.

En esos mensajes el cirujano habría amenazado con matar a Sancho si rompía su relación, según han asegurado los agentes de policía de la comisaría de Koh Phangan. Para los encargados de la investigación, estos mensajes, unidos a los vídeos de las cámaras de seguridad en los que se ve al español comprando el cuchillo, son pruebas clave que determinan que el caso fue premeditado.

Antes de este jueves ya habían trascendido unas amenazas que Arrieta profirió a Sancho: si el español decidía romper con él, Edwin difundiría unas fotografías comprometidas de Daniel Sancho, según informó la Policía tailandesa.

Pese a que la ley concede a las autoridades competentes 84 días para concluir la investigación, esperan que no se demore más de tres semanas, lo que acelerará el inicio del juicio. La Policía no tiene dudas de que se trató de un asesinato premeditado y espera que el juez opine igual.

De momento, la investigación continúa y se siguen buscando más evidencias de la culpabilidad de Daniel Sancho: se están revisando las cámaras de las calles, se están buscando siete de las quince partes del cuerpo que aún no han aparecido y se siguen analizando las muestras de ADN de la habitación.

El comunicado de la familia de Daniel Sancho

El entorno más cercano de Daniel Sancho ha decidido pronunciarse este jueves emitiendo un comunicado público. En él, los familiares del hijo del actor español Rodolfo Sancho aseguran que sienten "mucho el fallecimiento de Edwin" y acompañan "en el sentimiento a su familia".

Aunque agradecen "el interés de la prensa", reiteran su intención de mantenerse al margen y no hacer más declaraciones por el momento. Dicen haber tomado esta decisión con el objetivo de "no inmiscuirse en la investigación" y para "respetar el momento tan doloroso que estamos viviendo ambas familias en esta terrible situación que nos ha tocado vivir".

Esta es la segunda vez que la a familia rompe su silencio porque ya emitió un comunicado previo el pasado domingo 6 de agosto. En este, Rodolfo Sancho pidió "máximo respeto" para su hijo y para toda la familia "en estos momentos delicados y de máxima confusión" que están viviendo.

Publicidad