Internacional

Francia libera al saudí detenido por su presunta implicación en el asesinato de Jamal Khashoggi

Francia ha anunciado la liberación del individuo saudí que detuvo este pasado martes por su presunta implicación en el asesinato de Jamal Khashoggi, al haber un error en su identificación.

Arabia Saudí pide liberar al detenido por su implicación en el asesinato de Khashoggi

EFE Arabia Saudí pide liberar al detenido por su implicación en el asesinato de Khashoggi

Publicidad

Las autoridades francesas han anunciado la liberación del hombre que fue detenido este pasado martes por su presunta implicación en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en octubre de 2018. Este individuo fue detenido el pasado martes en el aeropuerto Charles de Gaulle, en París y Arabia Saudí ya había exigido su puesta en libertad, materializada este miércoles.

Francia anunció la detención de un hombre que, al parecer, tenía una orden de detención emitida por Turquía en noviembre de 2018, tan solo un mes después del asesinato de Khashoggi. Ello se debe a que el periodista fue asesinado en la embajada de Arabia Saudí en Estambul, por lo que las autoridades turcas también habían abierto diligencias en este caso.

No obstante, Arabia Saudí ya había señalado que todo se debía a un error. Según estos, ha habido una equivocación en el nombre empleado – Khaled Aedh Al-Otaibi –, el cual alegan que es totalmente común en su territorio. Finalmente, y tras la comprobación, el detenido ha sido puesto en libertad, y Francia ha reconocido su error en la identificación del sospechoso.

El motivo: un fallo en el nombre

La confusión en el nombre fue la causa que llevó a Francia a detener a este hombre, que, según apunta la investigación, no tiene vínculo alguno con el asesinato de Khashoggi. Pese a todo, el crimen continúa siendo investigado tres años después de que sucediera, con la lupa puesta en el príncipe heredero de Arabia Saudí como presunto responsable.

Khashoggi, según han señalado diversas investigaciones, fue asfixiado y posteriormente descuartizado en la embajada. La sombra de Mohamed bin Salman, heredero de la corona saudí, siempre ha planeado sobre este crimen, e incluso numerosas organizaciones internacionales como Reporteros Sin Fronteras han presentado sendas denuncias contra él.

Bin Salman es uno de los hombres más ricos del planeta. Adquirió el Newcastle a través de un fondo saudí, tiene la casa más valiosa del mundo, cuyo valor asciende a los 700 millones de euros, y no tiene problema alguno en exhibir su riqueza a lo largo del planeta.

Publicidad