Muerte de George Floyd

Un año de la muerte de George Floyd, el asesinato a manos de un policía que desató el movimiento Black Lives Matter

Un 25 de mayo del año 2020 moría asesinado George Floyd. Un año después, uno de los juicios más polémicos de los Estados Unidos con repercusión a nivel global ha dejado algunos cambios y mejoras como el proyecto de Ley George Floyd para la Justicia en la Acción Policial que se está tramitando en el Congreso.

Publicidad

Hoy se cumple un año del suceso que cambio bases de la policía y la justicia en Estados Unidos. El brutal arresto y la muerte de George Floyd a manos del policía Derek Chauvin provocó una catarsis nacional, y el pasado mes de abril Chauvin fue condenado por los tres cargos de homicidio imprudente que se le imputaban.

Esta decisión es infrecuente, dado que los policías en acto de servicio están muy protegidos por la ley. Sin embargo, ha quedado claro que se trata de un punto de inflexión, y que la muerte de George Floyd da ahora nombre a una ley de reforma policial que se debe debatir en el Congreso.

El actual presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, es un pilar fundamental para la visibilidad y el progreso de este caso de racismo en el país americano. Biden habla abiertamente de los matices del "racismo sistemático" que hay en Estados Unidos y hoy se reunirá con la familia del fallecido Floyd.

Un momento clave

La violencia en las calles del país ha crecido notablemente en las grandes ciudades durante el 2020, el año de la pandemia. Y por ello los llamamientos para restar fondos y competencias a los departamentos de la policía, una reivindicación de los sectores más radicales del Partido Demócrata y del movimiento Black Lives Matter, se ha dado de frente con esta realidad.

Este aniversario llega en un momento clave. La opinión pública, la clase política y la élite empresarial siguen atrapadas en sus contradicciones en materia racial. Y es que a pesar de que las relaciones entre blancos (67% del la población) y negros (13% de la población) estén centrando el debate, las demás minorías también están jugando un papel muy influyente.

Así lo han revelado con la Ley Anti-Crímenes por el Covid-19, aprobada la semana pasada. En esta se tipifica como delitos los ataques contra la comunidad asiática vinculados a la pandemia. Los cuáles desde la aparición de este virus se han incrementado ya que una parte de la opinión pública estadounidense ha decidido que la culpa de la pandemia es de los asiáticos que residen en el país.

En la ciudad de Nueva York han desarticulado parte de las fuerzas del orden para evitar el racismo en estas y la división se manifiesta en el proyecto de Ley George Floyd para la Justicia en la Acción Policial. La tramitación de esta ley está avanzando en el Congreso muy lentamente, por lo que el objetivo de Biden de votarlo este martes es imposible. Lo que está ralentizando esta ley es el continuo desacuerdo entre demócratas y republicanos acerca de la responsabilidad civil de los agentes de policía.

Una pancarta en la embajada de EEUU en España

La Embajada de Estados Unidos en España se ha solidarizado con la comunidad afroamericana norteamericana en el primer aniversario del homicidio de George Floyd a manos de un policía y ha colgado de su fachada una pancarta con el lema 'Black Lives Matter', símbolo de las protestas desatadas tras este incidente.

El encargado de negocios estadounidense en España, Conrad Tribble, ha enfatizado que las conversaciones sobre este tipo de temas "rara vez son fáciles, pero son importantes y necesarias". "En este triste aniversario, debemos hacer una declaración clara de que todo ser humano tiene derecho a vivir libremente y sin temor a la discriminación o la violencia", ha subrayado, antes de reconocer que Estados Unidos tiene aún "mucho trabajo por hacer".