Angela Merkel.

Publicidad

Coronavirus

Ángela Merkel advierte de que la variante británica del coronavirus "puede multiplicar por diez la incidencia" en Alemania

La canciller alemana, Angela Merkel, ha advertido que los datos de coronavirus en Alemania son preocupantes y que la medidas restrictivas deben ser duras durante los próximos meses. También ha afirmado que "la propagación por su país de la variante británica del coronavirus podría multiplicar la incidencia acumulada por diez en los próximos tres meses".

Angela Merkel, canciller alemana ha advertido del peligro real que supone la nueva cepa británica del coronavirus en la propagación del virus en el país alemán. "La variante británica del coronavirus podría multiplicar la incidencia acumulada por diez en los próximos tres meses", informaba Merkel después de una reunión con Interior.

Con estas declaraciones, Merkel defiende la necesidad de aplicar "medidas duras" durante los próximos dos meses, para así controlar y frenar la expansión del coronavirus en Alemania. "Si no logramos parar esa variante británica tendremos para Semana Santa una incidencia diez veces mayor. Necesitamos aún entre ocho y diez semanas de duras medidas", aseguró la canciller.

Alemania ha iniciado este lunes una fase más estricta de su segundo confinamiento, que se prolongará hasta el 31 de enero. La incidencia acumulada en los últimos siete días ha ascendido hasta los 164,5 casos por cada 100.000 habitantes.

Alemania ha aplicado medidas duras: la cultura, el ocio, la gastronomía, los comercios no esenciales y los colegios permanecen cerrados. Las reuniones sociales se han limitado a los convivientes más una persona de fuera del domicilio.

Los residentes de los distritos como Berlín, que tienen una incidencia acumulada en siete días de más de 200 casos por cada 100.000 habitantes no pueden alejarse más de 15 kilómetros de su localidad.

La canciller, que ha favorecido siempre la vía estricta frente a los "Länder", apuntó en su encuentro con los diputados conservadores a una prolongación de entre ocho y diez semanas de las restricciones, esto es, hasta principios o finales de marzo.

Merkel y los jefes de los 16 Ejecutivos regionales tiene previsto volver a reunirse el 25 de enero para analizar la evolución de la pandemia y decidir el camino a seguir.

Merkel hizo un pronóstico sobre la evolución de la pandemia a finales de septiembre, 19.200 casos diarios para diciembre. El dato fue recibido con escepticismo, aunque en la realidad se superó esa cifra.

Alemania registró 12.802 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas y 891 fallecidos. Acumula 1.933.826 contagios por coronavirus desde el inicio de la pandemia y 41.577 muertes.

Publicidad