Publicidad

ACCIDENTE DE AUTOBÚS EN SUIZA | VECINO DE LOS FALLECIDOS

"Algunos todavía no saben nada de lo que ha ocurrido con sus propios hijos"

Veintiocho personas han muerto entre ellas 22 niños tras el accidente de un autobús en un tunel de Suiza. Estos niños eran de dos colegios belgas,  Lommel y Heverlée donde Kris Duyse, imparte clases de español en la universidad, que ha relatado a Espejo Público cque el pueblo está sumido en una "situación de tristeza, luto e inseguridad entre los vecinos".

antena3.com | Madrid
| 14.03.2012 11:43

Kris Duyse es un vecino de la localidad de Heverlee, imparte clases de español en la universidad y ha relatado a Espejo Público la tristeza en la que está sumida está pequeña localidad belga tras el accidente de un autobús en Suiza en el que han muerto 28 personas, la mayoría de está localidad.

"Algunos son conocidos y algunos todavía no saben nada de lo que ha ocurrido con sus propios hijos. De ocho niños todavía no se sabe nada y de 16 se sabe que están entre los heridos" ha dicho Kris Duyse.

Este vecino de Heverlee ha dicho que "La parte delantera del autobús quedó totalmente destrozada, me imagino que la mayoría de los muertos estuvieron es esa primera parte. Los que tuvieron más suerte estaban en la parte de atrás"

Conmoción en Bélgica tras el accidente
El primer ministro de Bélgica, Elio Di Rupo, declaró que "es una jornada trágica para todo el país", al referirse al accidente anoche de un autobús belga en un túnel de Suiza en el que han muerto 28 personas, 22 de ellas niños. Di Rupo, que viaja a Sierre para conocer detalles del accidente, afirmó en un comunicado que ha conocido "con consternación el horrible accidente".

El primer ministro manifestó sus condolencias a las familias de las víctimas, y aseguró que el Gobierno hará todo lo que sea necesario para que los allegados de las personas fallecidas "sean correctamente informados con la mayor dignidad".

Di Rupo garantizó que hará lo que esté en su mano para que los familiares sean trasladados y acompañados hasta el lugar del suceso. Junto al primer ministro viajarán el presidente de la región de Flandes, Kris Peeters, y el viceprimer ministro y titular de Finanzas, Steven Vanackere.

El príncipe Felipe y la princesa Matilde de Bélgica, que se encuentran en Vietnam en una misión económica, expresaron en un comunicado su consternación por lo sucedido. "Como padres, esta noticia les ha impresionado profundamente", señala la nota, en la que envían además todo su apoyo a las familias de los fallecidos.

Debido a la gravedad de los hechos, el ministro belga de Asuntos Exteriores, Didier Reynders, ha decidido abrir un Centro de Crisis, informó desde Hanoi su portavoz, Michel Malherbe. Las autoridades del cantón suizo del Valais confirmaron el número de muertos en el accidente, que se produjo en torno a las 20.15 GMT de ayer martes.

El autocar, en el que iban 52 personas, quedó empotrado contra la pared de un túnel. Los viajeros eran niños de las localidades de Lommel y Heverlee (en el norte de Bélgica), que regresaban a sus casas tras disfrutar de unas vacaciones de esquí en el valle de Anniviers, en los Alpes suizos.

El alcalde de Lommel, Peter Vanvelthoven, indicó a la agencia de noticias Belga que en el autobús viajaban 22 alumnos de sexto año y dos profesores de la escuela primaria 't Stekske de esa localidad, pero no precisó el número de víctimas o heridos entre ellos.

Publicidad