advertencia del bando de inglaterra

Alertan de que Reino Unido podría entrar en recesión si Boris Johnson continúa alimentando la incertidumbre sobre el 'brexit'

Los primeros contactos que han mantenido los equipos negociadores de la UE y Reino Unido sobre el Brexit en Bruselas han concluido este jueves sin avances. Ambas partes se han limitado a defender sus posiciones respectivas de base y se ha acordado continuar los contactos.

Publicidad

El Banco de Inglaterra redujo este jueves a un 1,3% la previsión de crecimiento económico en el Reino Unido en 2019 y 2020, ante la posibilidad de que el país deje la Unión Europea (UE) sin acuerdo el próximo 31 de octubre. El pasado mayo, el banco central había pronosticado una expansión del producto interior bruto (PIB) del 1,5% este año, de un 1,6% el próximo y de un 2,1% en 2021.

En su informe, eleva el crecimiento a un 2,3 % en 2021. La institución también informó de su decisión de mantener sin cambios, en el 0,75 %, los tipos de interés, así como el programa de estímulo económico que introdujo tras la crisis crediticia global de 2008. De esta manera, el comité de política monetaria preservó en 10.000 millones de libras (10.970 millones de euros) la emisión de reservas del banco central para financiar la compra de deuda corporativa y los 435.000 millones de libras (477.000 millones de euros) que destina a la compra de bonos soberanos.

Al explicar sus decisiones, el banco gobernado por Mark Carney señaló que persiste la incertidumbre sobre la economía británica tanto por las presiones globales, entre ellas la guerra comercial entre Estados Unidos y China, como las nacionales, con un posible 'brexit' duro el próximo otoño. La postura del actual Gobierno británico, liderado por Boris Johnson, de salir de la UE el 31 de octubre con o sin pacto ha provocado, según la entidad, "una marcada depreciación" de la libra esterlina, que esta semana alcanzó su mínimo en dos años frente al dólar estadounidense al caer por debajo de los 1,22 dólares. Según cómo evolucione el proceso de retirada de la UE, el banco central podría variar su política de tipos, posiblemente con una bajada como la ejecutada ayer por la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed).

La Fed confirmó este miércoles el cambio de rumbo en su política monetaria al anunciar una rebaja de los tipos de interés de un cuarto de punto, hasta el rango de entre el 2 y el 2,25 %, ante la debilidad económica global y la inflación "apagada" en el país. Se trata del primer recorte del precio del dinero en EEUU en más de una década, pues el anterior se produjo justo después de la aguda crisis financiera de finales del 2008, cuando el Reino Unido también situó sus tipos en el mínimo histórico del 0,25 %.

Publicidad