Alemania reduce el IVA a bares y restaurantes

Publicidad

Coronavirus

Alemania rebaja el IVA a bares y restaurantes para ayudarles en la reapertura tras el coronavirus

El IVA a restaurantes y cafeterías en Alemania se rebaja del 19 al 7 % para ayudarles en la fase de desescalada por coronavirus.

Alemania ha decidido, tras el consejo de ministros celebrado esta mañana, reducir el el IVA al sector de la restauración, bares,cafeterías y restaurantes, del actual 19% al 7%.

Esta reducción será temporal y en principio estará en vigor durante un año, hasta finales de junio de 2021. El IVA al 7% solo se aplicará a la comida, y quedarán exentas las bebidas que se sirvan.

Apoyos al sector para afrontar la reapertura

El objetivo es apoyar al sector - uno de los más castigados durante la pandemia por coronavirus- en el período de reapertura y aliviar los efectos económicos de las restricciones que aún están vigentes. "Los bares y restaurantes necesitarán un impulso cuando puedan volver a abrir", declaró la secretaria de Estado de Finanzas, Sarah Ryglewski.

La rebaja del IVA es para la comida no para las bebidas que se sirvan en estos establecimientos

La región de Baviera ya ha anunciado que reabrirá restaurantes y hoteles a finales de mayo, una medida que confirmará a Angela Merkel por videoconferencia hoy y que quizá implique que los establecimientos del resto del país empiecen a abrir también de forma escalonada y siempre que puedan cumplir con las medidas de higiene y seguridad para conseguir frenar la expansión del COVID-19. Además será imprescindible guardar el distanciamiento social, la separación entre clientes y entre empleados y clientes.

La preocupación de los mejores chefs

Con esta reducción del IVA, el gobierno de Merkel responde a la petición de la asociación alemana de restaurantes e incluso de los mejores chefs que habían iniciado una campaña los últimos días para hacer ver al ejecutivo la situación del sector, con importantes pérdidas durante la pandemia y la preocupación por la recuperación en la fase de desescalada .

Aunque celebran esta medida anunciada por el gobierno alemán temen que los clientes sean "extremadamente prudentes" y que las ventas no sean similares a las de antes de la pandemia.

Publicidad