Publicidad

Coronavirus Alemania

Alemania endurece sus restricciones y obligará a presentar una PCR negativa al llegar al país desde cualquier lugar del mundo

Alemania ha endurecido sus restricciones de cara a las vacaciones de Semana Santa tras una reunión de más de 11 horas. Se exigirá una PCR negativa de COVID-19 a la llegada al país desde cualquier lugar del mundo y del 1 al 6 de abril se prohíben las reuniones sociales en espacios públicos.

En resumen

Alemania visualizaba ya una tímida desescalada contra el coronavirus, sin embargo, el empeoramiento en los datos de la epidemia del COVID-19 de los últimos días ha llevado a la canciller Angela Merkel a tirar del "freno de emergencia".

El país germano obligará a todos los viajeros a hacerse un test de coronavirus PCR negativo al llegar al país desde cualquier lugar del mundo, aunque no sea considerado zona de riesgo. La canciller alemana y los líderes regionales tomaron esta decisión en una difícil reunión de más de 11 horas en la que se han prolongado y endurecido las restricciones de la vida pública y la actividad económica por la evolución negativa de la tercera ola de la pandemia del coronavirus.

Esta decisión sobre los viajes desde el extranjero viene precedida por la polémica en torno a la afluencia de turistas alemanes a Mallorca de cara a las vacaciones de Semana Santa cuya demanda se había disparado después de que las autoridades sacasen a las Baleares de la lista de zonas de riesgo, lo que eliminaba la obligación de presentar una prueba PCR y guardar cuarentena.

La variante británica supone en Alemania el 72% de los contagios y el país ha sido de los primeros en actuar ante el llamamiento de alerta de la OMS informando de que los contagios están creciendo en Europa, acaban de decidir prolongar y endurecer las restricciones frente a la COVID-19 de cara a la Semana Santa.

Entre el 1 y el 6 de abril solo podrán abrir los comercios esenciales y se prohíben las reuniones en espacios públicos.

Situación crítica en Europa

Francia marca su récord de ocupación de camas UCI en lo que va de año, 4.500 y en Italia la incidencia acumulada del coronavirus aumenta, mientras se han registrado 400 fallecidos. En Reino Unido toman aire y muestran sus mejores datos desde el mes de septiembre.

Publicidad