Un mendigo pide limosna

Publicidad

''ES IMPROPIO Y HUMILLANTE''

El alcalde de un pueblo italiano pide a sus vecinos que dejen de dar limosna a los 'sin techo'

Para el alcalde de Saló, Lombardía, el fenómeno de la mendicidad ''ha empeorado gravemente en los últimos años debido a un problema relacionado con la inmigración". Ha enviado un comunicado a sus vecinos informando de que no den limosna.

Según informa Reppublica, el alcalde del municipio de Saló Giampietro Cipani, ha enviado un comunicado a sus vecinos informando de que no den limosna. Asegura que es un fenómeno agravado por el problema de la inmigración.

Así, ha colocado carteles a lo largo de las calles del pueblo sosteniendo que ''la mendicidad en las calles, frente a los supermercados, en los aparcamientos públicos, en la entrada de los lugares sagrados, además de estar prohibidos por el artículo 11 del Reglamento de la policía urbana, es impropio para el municipio y humillante para los que lo a practican''.

En el comunicado se puede leer: ''Todos nosotros queremos ayudar a aquellos que piden limosna, pero debemos hacerlo del modo correcto, no pagando de vez en cuando, por la calle. Así ayudamos a que no se integren, esto induce a no tener respeto por sí mismos y del país que les acoge. Fomentar la mendicidad, de hecho, no ayuda pero impide y dificulta la creación de un servicio de acogida digno de un pueblo civilizado''.

Cipani aprovecha para recordar que todos los que quieran pueden ponerse en contacto con los servicios sociales para consumir una comida al día de forma gratuita y añade: ''Recuerden os 1,8 millones de euros que destinamos al año para estos servicios. A esas oficinas es onde deben dirigirse las personas que piden limosna por la calle si son residentes. Si no lo son, deberán dirigirse a los servicios sociales de sus ciudades''.

Publicidad