El pasado viernes descubrieron dos peces remo tras ser atrapados por la red de unos perscadores en la localidad de Toyama, en Japón. Elevando el total encontrado en lo que va de temporada a siete.

El primero fue encontrado, en la costa de Toyama, medía 3,2 metros. Mientras que el otro medía unos 4 metros y fue encontrado en el puerto de Imizu.

El pez de remo vive entre 200 y 1.000 metros de profundidad y se caracteriza por una piel plateada y aletas rojas.

Tradicionalmente es conocido como el 'mensajero del Palacio de Dios del Mar', la leyenda dice que se varan en las costas antes de un tsunami.

El mito del pez ganó algo de fuerza tras el terremoto de Fukushima y el posterior tsunami en 2011, en el que murieron al menos 20.000 personas. Según medios japoneses ese mismo año aparecieron más de una docena de peces remo a la costa.