El número de fallecidos por las inundaciones en la región rusa de Irkutsk, en Siberia Oriental, aumentó a 20 personas, ha informado el centro de operaciones encargado de mitigar las consecuencias del desastre.

"Han sido recuperados los cuerpos de 20 personas, entre ellos el de un niño", dijo un portavoz del centro, citado por la agencia Interfax. La fuente agregó que los equipos de rescate continúan la búsqueda de ocho desaparecidos a consecuencia de las graves inundaciones que afectaron la región, incluido un menor de edad.

A su vez, el ministro ruso de Situaciones de Emergencias, Evgueni Zinichev, elevó la cifra de los desaparecidos a 15 personas. Previamente, las autoridades rusas informaron de que había siete muertos y nueve desaparecidos en Irkutsk, donde las lluvias torrenciales anegaron más de 300 viviendas y dejaron a la intemperie a más de 10.000 personas.

El Ministerio de Defensa envió a la zona más de 1.300 militares y 300 equipos de emergencia. Entre los efectivos desplazados hay tropas de ingeniería, protección química y biológica así como médicos y unidades de policía militar. Las autoridades informaron también de la habilitación de 42 centros de acogida para damnificados por el desastre natural.