Una joven de 14 años se ha suicidado en Kabiangek, en Kenia, tras ser humillada por su profesora tras haberse ensuciado el vestido con sangre menstrual.

Según informa el medio local 'Kenyans', la profesora llamó "sucia" a la alumna y le ordenó que abandonara el aula. Según ha indicado su madre al citado medio, la menor no tenía nada con que evitar mancharse.

La niña explicó la situación a su madre y tras ello se fue a dar una vuelta. Cuando la mujer salió a buscarla vio que se había ahorcado.

Ante esto, los padres de los alumnos organizaron una protesta ante la escuela como reacción a la noticia, cortaron una carretera cercana y derribaron una de las puertas del centro.