La cifra total de fallecidos por el paso del ciclón Idai alcanza ya los 656, con más de 750.000 damnificados en Mozambique y Zimbabue, los países más afectados por esta catástrofe, según las últimas cifras proporcionadas por los gobiernos de dichos países.

Las aguas están comenzando a remitir en las zonas de Mozambique que quedaron inundadas a raíz del paso del ciclón 'Idai' por el país hace diez días, en el que ha dejado hasta el momento 446 muertos y 1.500 heridos y donde aún hay personas atrapadas a la espera de ser rescatadas.

"Ahora estamos más organizados, después del caos que hemos tenido, así que estamos repartiendo comida y refugio a más personas hoy", ha comentado a la prensa el ministro de Tierras y Medioambiente, Celso Correia.

Según ha precisado, unas 128.000 personas se encuentran ya en los campos para desplazados que se han instalado en las provincias de Sofala, Manica, Zambezia y Tete, 18.000 más que el domingo. Las comunidades cerca de Nhamatanda, a unos 100 kilómetros al noroeste de Beira, van a recibir ayuda pronto, ha asegurado, según informa Reuters.

El retroceso de las aguas está permitiendo al Gobierno centrarse en la reparación de las carreteras dañadas, en particular las que llevan a Beira. La ciudad portuaria, de unos 500.000 habitantes, ha sido una de las más afectadas por el ciclón, que tocó tierra muy cerca de ella el pasado 14 de marzo.

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), la electricidad ya ha quedado restablecida en algunas zonas, incluido en hospital, si bien la red eléctrica sigue sin estar operativa, lo que ha provocado una fuerte demanda de combustible para los generadores y largas filas en las gasolineras, ya que los camiones cisterna tienen problemas para llegar hasta Beira.

En esta ciudad también se ha constatado una fuerte subida de los precios de los bienes de primera necesidad, como los alimentos. De acuerdo con las primeras evaluaciones, casi el 80 por ciento de la infraestructura económica de la ciudad, incluidos almacenes y supermercados han quedado destruidos y con ellos los productos que había en ellos. La caja de tomates, que antes del ciclón costaba unos 500 meticales (7 euros), ahora cuesta entre 2.000 y 2.500.

Unas 58.660 viviendas han quedado afectadas, de las que más de 36.700 han resultado totalmente destruidas. En el caso de Beira, casi dos tercios de las viviendas de la ciudad han sufrido daños en los tejados y el tercio restante ha sufrido fallos estructurales, de acuerdo con las primeras evaluaciones.