Un adolescente de China ha sido detenido por matar a apuñaladas a su madre en venganza por la muerte de su perro. La policía ha arrestado a Shao Fuming, de 13 años, por el asesinato de Yang Yan, de 37 años, con una cuchilla después de una fuerte discusión el sábado por la noche en su casa, en el condado de Jianhu.

Los agentes detuvieron al menor después de encontrar el cuerpo de Yang. Un vecino ha relatado en una entrevista recogida por South China Morning Post que el asesinato se produjo después de que la madre matara al perro en un esfuerzo por disciplinar a su hijo. "Su madre pensaba que jugaba con la mascota todo el día, así que ella lo mató delante de él", cuenta el vecino.

Shao Fuming fue detenido por la policía en un restaurante que permanece abierto las 24 horas después de pasar más de un día allí, según el informe policial. Sólo pidió una taza de agua y se comió sus propias galletas, asegura el personal del restaurante.

Según la ley china, 14 años es la edad de responsabilidad penal. Aquellos menores entre 14 y 16 años pueden ser considerados responsables de delitos como el asesinato, el robo y la violación.