Anastasia Kysluk, de doce años, ha acabado con su vida tras haber concluido con el macabro juego de la 'ballena azul'. La adolescente fue hallada ahorcada en un granero de su vivienda en el oeste de Ucrania.

Según indicó la Policía y recoge el medio Daily Mail, la joven estuvo visualizando vídeos de personas ahorcándose antes de hacerlo ella misma.

En el juego de la 'ballena azul', un administrador asigna tareas diarias a los miembros que deben completar. Estas, incluyen autolesionarse, ver películas de terror y despertarse en horas inusuales. Tras superar todas las pruebas, la última es el suicidio.

El cuerpo de la adolescente fue encontrado por sus abuelos.

Según sus profesores, era una excelente estudiante que hablaba inglés, alemán y polaco.