Las acusaciones contra Plácido Domingo, acusado de nueve casos de acoso sexual, se suman a las que han recibido otras estrellas del espectáculo en los últimos años, especialmente en Hollywood. Allí comenzó hace dos años el 'Me Too', un movimiento que ha puesto bajo sospecha a algunos de los nombres más importantes del cine y la televisión.

Este movimiento espontáneo, sin precedentes, se inició con enuncias de acoso publicadas en las redes sociales, que no habían salido antes a la luz por miedo. Todo comenzó con el productor Harvey Weinstein, al que varias actrices denunciaron públicamente. El próximo 9 de septiembre se celebrará el primer juicio contra él.

Quien ya ha sido condenado es el actor Bill Cosby, que tendrá que permanecer en prisión entre tres y diez años. También ha habido denuncias y acusaciones contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contra el que numerosas mujeres aportaron sus testimonios pero nunca han podido probarlo.

En pleno auge del 'Me too', el actor Kevin Spacey fue acusado por presuntos abusos a varios hombres. Sin embargo, el pasado mes de julio, en el primero de los procesos contra él, la acusación retiró los cargos y Spacey fue declarado inocente.

Nombres como Roman Polanski o Dustin Hoffman, condenados o acusados de cometer supuestos delitos de índole sexual. Es una larga lista de hombres poderosos.