Publicidad

Funeral del duque de Edimburgo

El acercamiento entre Harry y Guillermo durante el funeral del duque de Edimburgo

Los hermanos Guillermo y Enrique de Inglaterra, y Kate Middleton han caminado juntos a la salida del funeral de su abuelo.

El funeral por el duque de Edimburgo ha arrancado este sábado en la capilla de San Jorge, adyacente al Castillo de Windsor, tras un minuto de silencio en memoria del príncipe Felipe.

El coche fúnebre, un vehículo híbrido customizado por el mismo duque, llegó al templo flanqueado por representantes de diferentes regimientos militares y seguido por sus cuatro hijos en primera línea, tras una procesión de unos 15 minutos desde el castillo, antes de comenzar la ceremonia, con solo 30 invitados.

Debido a las restricciones del coronavirus el funeral ha sido íntimo y solo han acudido los familiares más cercanos al duque. Se sabía desde hace ya unos días que Meghan Markle no asistiría a esta despedida por su embarazo, pero en cambio, su marido sí y así ha sido.

Harry ha caminado detrás del féretro de su abuelo al lado de su hermano, el Duque de Cambridge, pero no lo han hecho mano a mano y no precisamente por las restricciones de la Covid, sino porque su primo Peter Phillips se ha puesto en ambos de los dos.

Desde la entrevista que los Sussex ofrecieron a Oprah Winfre la relación entre ambos hermanos no pasa por su mejor momento. Al finalizar el entierro se ha podido ver a los dos hermanos hablando incluso con cierta cordialidad. Una conversación a la que se ha unido Kate Middleton y que han mantenido durante buena parte del trayecto de vuelta hasta el castillo de Windsor.

Aunque el ataúd del príncipe Felipe, consorte de la reina Isabel II durante 73 años, yacerá inicialmente en esa cripta, está dispuesto que cuando la monarca británica muera, se le trasladará a la capilla conmemorativa del rey Jorge VI de la iglesia gótica para que el matrimonio esté enterrado en el mismo lugar.

Publicidad