Italia

Unas 630.000 personas firman en Italia para exigir un referéndum sobre el consumo de cannabis

Italia busca abrir la puerta a una regulación del cannabis y ha recogido 630.000 firmas para solicitar que se celebre un referéndum nacional en el que se vote para intentar despenalizar su consumo.

El Congreso de los Diputados debate sobre el consumo recreativo y medicinal del cannabis

Publicidad

Italia, en plena revuelta política tras la imputación de Matteo Salvini y el regreso de Silvio Berlusconi para intentar presidir el país, vuelve a ser noticia por una particular propuesta; solicitar un referéndum a nivel nacional para aprobar el uso del cannabis de forma recreativa, que actualmente está prohibido en todo el país a causa de la legislación vigente.

En total, 630.000 personas han firmado una propuesta que inició el pasado 11 de septiembre, y que a día de hoy, a superado con creces las expectativas, puesto que solo se necesitaba medio millón de firmas para tratar de llevar a cabo dicha propuesta, y se ha terminado consiguiendo 130.000 más de las necesarias.

La propuesta de los organizadores de esta campaña que pretende regularizar el uso del cannabis es que, en caso de que se celebre un referéndum, se realice en la primavera de 2022.

¿Es factible regularizar el consumo del cannabis?

La posibilidad de que se lleve a cabo un referéndum sobre el cannabis para que deje de estar penalizado su uso recreativo en Italia es, a día de hoy, objeto de una fuerte discusión entre partidarios y opositores de que esta sustancia se legalice.

Quienes apoyan su libre uso, argumentan que ya están regularizadas otras sustancias como el alcohol y el tabaco, y que, además, aprobarlo serviría para reducir la actividad del narcotráfico. Por otro lado, quienes se oponen argumentan principalmente que perjudicaría gravemente la salud de quienes la consumieran con frecuencia y que debería tener únicamente un uso medicinal.

Nueva Zelanda ya celebró un referéndum sobre la legalización del cannabis el pasado 17 de octubre de 2020. Finalmente, se impuso el "no" a la regularización con un 51,17%, venciendo por un estrecho margen de apenas 68.000 votos de diferencia; en España, el Congreso rechazó una propuesta de Más País para legalizarlo hace varios días.

Publicidad