OMS abusos sexuales

La OMS confirma casos de abusos sexuales por 21 empleados durante el brote de ébola en RD Congo

Un comité independiente señala que altos cargos sabían lo que sucedía y no hicieron nada para evitar los abusos.

21 empleados de la OMS sospechosos de cometer abusos sexuales en el RD Congo

Publicidad

Al menos 21 empleados de la Organización Mundial de la Salud (OMS) son sospechosos de haber cometido abusos sexuales contra mujeres y niñas durante la respuesta al brote de ébola sufrido por la República Democrática del Congo entre 2018 y 2020, concluyó hoy una comisión investigadora interna.

Los abusos sexuales de trabajadores de la OMS se produjeron durante la crisis del ébola, dónde se cometieron más de 80 agresiones sexuales. El comité corroboró, después de una investigación periodística, que los trabajadores prometían trabajo a las víctimas a cambio de relaciones sexuales.

Los resultados

Tras conocerse los resultados de la investigación, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidió perdón a las víctimas y se declaró responsable de los "fallos en el sistema" que se han producido a raíz de este caso y prometió reformas en la OMS para evitar que estos sucesos no se repitan en el futuro.

"Estamos realmente conmovidos, horrorizados y desconsolados por los hallazgos de esta investigación", dijo el director de la OMS para África, Matshidiso Moeti en una conferencia de prensa.

"Incluso me exigieron relaciones sexuales si quería conseguir una pila de agua para lavarme en el campo base donde nos alojábamos", explicó al comité una mujer.

La comisión además determinó que algunas de las víctimas fueron obligadas a abortar tras sufrir los abusos sexuales por parte de los empleados de la OMS. Entre las víctimas que han denunciado los hechos hay 63 mujeres y 12 hombres, con edades de entre 13 y 43 años.

Situación económica y social muy precaria

El informe señala que "la mayoría de las presuntas víctimas se encontraban en una situación económica y social muy precaria" y que "algunos actos de explotación y abuso sexual se organizaron dentro de una red de personal que operaba a través del grupo de reclutamiento local del centro de coordinación de respuesta".

Publicidad