185

Publicidad

Coronavirus

2020, un año marcado por la pandemia del coronavirus en todo el mundo

La lucha contra el coronavirus y el hallazgo de la vacuna han marcado un 2020 que ha cambiado las costumbres de todo el planeta.

Para hacer el resumen de este atípico 2020 hay que echar la vista atrás, aproximadamente un año. Fue entonces cuando el gobierno chino comunicó a la OMS que había detectado en Wuhan un nuevo coronavirus.

A partir de ahí, este virus, que pudo haberse generado en un mercado de esta localidad china, empezó a expandirse por el mundo. Tanto fue así, que en el mes de marzo esta nueva enfermedad se convirtió en una pandemia mundial.

Tras esto, el coronavirus obligó a confinar casi todo el planeta. Esta extraña neumonía nos cambió la vida, vació las ciudades, los supermercados y los colegios. Además, saturó los sistemas sanitarios y nos obligó a tener que descubrir nuevos lugares para enterrar a la gran cantidad de muertos, que ha dejado la pandemia.

El coronavirus no ha dejado a salvo a nadie. Ni siquiera a los líderes políticos más negacionistas. Algunos como Bolsonaro o Trump, que incluso llegó a proponer que se pospusieran la elecciones de Estados Unidos, dieron positivo.

La vacuna contra el coronavirus, una operación contrarreloj

El coronavirus puso a trabajar en busca de una vacuna a todos los científicos del planeta. Una cura que ha llegado a gran parte del mundo en este mes de diciembre.

Para su distribución se ha llevado a cabo la mayor operación logística que se recuerda desde la Segunda Guerra Mundial.

Nochevieja atípica en todo el planeta

La de 2020 será una despedida de año distinta en todo el mundo. Prueba de ello, son las restricciones impuestas por países como Alemania, Italia, Francia y Reino Unido.

En Francia se van a desplegar 100.000 policías. Además, el toque de queda se impondrá a partir de las diez de la noche.

Los italianos por su parte, desplegaran varios cientos de agentes para evitar fiestas ilegales. Además, los actos oficiales podrán verse en las redes sociales.

En Reino Unido se han cancelado los tradicionales fuegos artificiales sobre el Támesis.

Por último, los alemanes despedirán el año en una Puerta de Brandenburgo, que tendrá aforo limitado.

Publicidad