ASÍ LO VIVIMOS

15 años desde la masacre en el teatro de Moscú

Se cumplen 15 años desde el secuestro de más de 800 personas en el Teatro Dubrovka, en Moscú, donde fallecieron aproximadamente 130 personas. La polémica actuación por parte del gobierno, tras la utilización de gases tóxicos que provocaron las muertes, ha sido motivo de protesta durante más de una década por parte de los afectados y familiares de las víctimas.

Publicidad

Alrededor de 40 terroristas chechenos tomaron el teatro exigiendo el fin de la segunda guerra en Chechenia. Tras tres días de negociaciones el Kremlin, presidido entonces por Putin, se negó a ceder. Fue entonces cuando las fuerzas de seguridad iniciaron la operación rescate ocasionando además centenares de heridos. Todos los terroristas fallecieron en la ofensiva.

La falta de información y la poca transparencia de las acciones gubernamentales se unieron al descontrol de los servicios médicos al que según el ejecutivo de Putin le faltó rapidez a la hora de atender a las víctimas.

En diciembre de 2011 el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos condenó a Rusia a pagar un total de 1,24 millones de euros en compensaciones a afectados y familiares, tras dictaminar que la ejecución de rescate resultó defectuosa. A pesar de esto, al mismo tiempo, el Tribunal de Estrasburgo consideró que la decisión tomada por parte del gobierno no vulneró los derechos humanos.

Este año el Tribunal Militar de Moscú condenó a 19 años de cárcel a Hasán Zakáyev. Fue acusado de ser cómplice tras participar en la compra y transporte de los explosivos y armas que el comando utilizó en el secuestro del Teatro, intentando cerrar así uno de los episodios más cruentos de los últimos años en Rusia.

Publicidad