Lotería de Navidad 2020: Qué es la pedrea y cuánto te puede tocar

Publicidad

Lotería de Navidad 2020

Qué es la pedrea de la Lotería de Navidad y cuánto te puede tocar

En la Lotería de Navidad de 2020 hay centenares de premios pasando desde el Gordo de Navidad a la conocida como pedrea, que se considera el premio más repartido en el Sorteo extraordinario de Navidad.

En el sorteo de la Lotería de Navidad 2020 se reparten decenas de premios, de mayor a menor adquisición económica, entre los que se encuentran la pedrea o el Gordo delNavidad.

La pedrea es el premio más abundante en el sorteo de Navidad de cada año, que está dotado por 1.000 euros por cada serie del décimo. Si te toca la pedrea significa que toca a 100 euros por cada décimo premiado en el sorteo de Lotería de Navidad.

A nivel técnico, la pedrea significa "el conjunto de premios menores de la lotería nacional", según explica la Real Academia Española de la lengua (RAE).

La pedrea se reparte en los 1.794 premios que se dan en el sorteo extraordinario de Navidad dotando de 100 euros por cada décimo y que cantan los niños de San Ildefonso en el Teatro Real de Madrid. Y aunque la pedrea es considerado el premio de consolación de la Lotería de Navidad hace que se siga creyendo en la suerte de los sorteos.

En este caso el número premiado de la Lotería de Navidad cuando es una pedrea es íntegro para el ganador, ya que al no superar los 2.000 euros no hay que descontar el impuesto.

Muchos de los que ganan la pedrea en la lotería de Navidad de 2020 se lo terminan jugando en la Lotería del Niño de 2021.

Los premios de la Lotería de Navidad 2020

Entre los premios del sorteo extraordinario de Navidad 2020 encontramos el Gordo de Navidad, el de mayor compensación, dotado por 400.000 euros el décimo. El segundo premio de la lotería de Navidad por un valor de 120.000 euros cada décimo, el tercer premio es de 50.000 euros, los 2 cuartos premios de la Lotería de Navidad es de 20.000 euros por décimos y 8 quintos premios por un valor de 6.000 euros el décimo. Y luego, encontramos la pedrea.

Publicidad