78.015667

Publicidad

Apertura de clínicas

Los podólogos atienden las urgencias durante el confinamiento en medio de altas medidas de prevención de contagios

En medio de las medidas de confinamiento para frenar el coronavirus, algunos servicios han bajado altamente su afluencia pero no han podido echar el cierre. Se trata del caso de las clínicas podológicas que han seguido atendiendo urgencias precisamente para evitar el colapso de los hospitales.

En las clínicas pedológicas cada día se registran decenas de llamadas de pacientes que no pueden esperar para ser atendidos. Muchos aguantan tomando medicación en sus domicilios hasta que necesitan asistencia profesional por las complicaciones de la dolencia.

Los casos que más suelen atender los podólogos estos días son los problemas de inmunidepresión, complicaciones derivadas de la diabetes o infecciones. El volumen de trabajo en estos centros ha descendido un 80%.

Las medidas de prevención para evitar el contagio se han implantado desde la misma puerta de muchas clínicas que ya cuentan con arcos nebulizadores que desprenden un aerosol sobre el cliente para desinfectarle de posibles virus. El uso de guantes y mascarillas se ha convertido en obligatorio, así como guardar la distancia social y evitar tocar lugares comunes que puedan convertirse en foco de contagio.

Publicidad