Joseph Gradisher, portavoz oficial del Jefe Adjunto de Operaciones Navales, ha asegurado que los vídeos son auténticos: la primera confirmación oficial por parte del ejército.