EN LA GRAN CABALGATA

La drag queen que provocó polémica por su fantasía religiosa desfila escoltada entre vítores del público

Drag Sethlas ha recorrido la ciudad de punta a punta en una tarde de sol radiante. La polémica suscitada por la brillante, para unos, y blasfema, para otros, actuación de Sethlas ha propiciado que este año cinco efectivos de la Policía Nacional hayan desfilado custodiando la plataforma en la que marchaban.

Publicidad

Drag Sethlas, ganador del concurso de drag queen de Las Palmas, ha desfilado en la Gran Cabalgata aunque muchos lo miraban recelososdespués de la polémica suscitada por su disfraz.

Aunque en su fantasía aparecía imitando a la Virgen y Jesucristo, en esta ocasión ha evitado llevar la cruz con la que apareció en el escenario de la gala. Cinco efectivos de la Policía Nacional hayan desfilado custodiando la plataforma en la que marchaban.

Aunque algunas personas se han dado la vuelta como repulsa, la mayoría le ha ovacionado y coreado su nombre. Solo la corona de espinas recordaba su actuación.

Publicidad