Protesta en Brasil contra las violaciones

Publicidad

Violación

Un juez autoriza el aborto de una niña de 10 años que fue violada por un familiar en Brasil

La Justicia de Brasil ha autorizado el aborto a una niña de 10 años que fue víctima de una violación por un familiar, un procedimiento que se realizó el pasado domingo.

Un juzgado de Brasil ha permitido que una niña de 10 años aborte para interrumpir su embarazo después de haber sido víctima de una violación por un familiar. La pequeña fue sometida a este procedimiento este pasado domingo.

El juez Antonio Moreira Fernandes, del Tribunal de Justicia del estado de Espírito Santo, ha autorizado que "se realice el inmediato análisis médico con relación al procedimiento de mejor viabilidad para la preservación de la vida de la niña", ya fuera por "el aborto o interrupción de la gestación por medio de parto inmediato".

El aborto solo está permitido en Brasil cuando se trate de casos de violación, si la mujer embarazada corre riesgo de vida o cuando el feto presenta anencefalia.

Según publica el diario 'A Gazeta' y el Grupo Globo, el juez tuvo en cuenta el deseo de la pequeña de no continuar con el embarazo y ha concluido que "la voluntad de la niña es soberana, aunque se trate de incapaz".

El magistrado ha destacado en la sentencia que, tras una consulta de la Asistencia Social con la niña, la pequeña se "agarra a un oso de peluche" cuando hablaban del embarazo, "entra en profundo sufrimiento, grita, llora" y "apenas reafirma no querer" seguir con la gestación.

La pequeña había sido violada desde los seis años

La niña acudió la semana pasada a un hospital de la localidad de Sao Mateus, en el sureste de Brasil, con fuertes dolores abdominales. Durante la consulta contó a los médicos que había sido violada por su tío, de 33 años, desde que tenía seis años de sangre.

Tras un análisis de sangre, quedó comprobado que la pequeña estaba embarazada de tres. La niña contó además que nunca había contado nada sobre los abusos sufridos porque el hombre la amenazaba con hacer daño a su familia.

La Policía Civil acusó formalmente al tío de la víctima y la Justicia ha decretado su prisión preventiva, pero no fue posible hasta el momento dar con el paradero del sospechoso.

Publicidad