FRANCIA | PROVOCÓ LA RISA DE LOS PRESENTES

Graban a Nemo, el perro de Macron, orinando en la chimenea durante una reunión en el Elíseo

Macron se encontraba reunido con tres ministros cuando Nemo se acercó a la chimenea y comenzó a orinar. Uno de ellos preguntó al presidente si el can suele orinar ahí a menudo, a lo que Macron contestó que no: "Has desencadenado en mi perro un comportamiento totalmente inusual".

Publicidad

Publicidad