El Tribunal Supremo ha rebajado la condena al exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, de 8 años y medio a 5 años y ocho meses de prisión, mientras que ha mantenido la pena al expresidente del Govern de Baleares Jaume Matas de 3 años y ocho meses de cárcel.

En la sentencia, la Sala II condena a Torres por los delitos de malversación, prevaricación y fraude a la administración, y le absuelve de tráfico de influencias, blanqueo y falsedad documental al entender que no ha quedado probada su intervención.

Además, le rebaja la multa de 1,72 millones de euros a 775.000 euros. Respecto a Jaume Matas, la Sala ratifica en los mismos términos el pronunciamiento de la Audiencia de Palma, que condenó al expresidente balear a 3 años y ocho meses por delitos de prevaricación en concurso con falsedad y malversación y por fraude a la administración, y le impuso siete años de inhabilitación.