La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra

Publicidad

RESPETAN LAS DECISIONES JUDICIALES

El PSOE descarta que el Gobierno vaya a plantearse la posibilidad de indultar a Urdangarin

La portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra,considera "irreal que alguien pueda valorar la petición de indulto" porque su partido siempre ha defendido que no se pueda indultar a los condenados por violencia de género o corrupción.

La vicesecretaria general del PSOE y portavoz en el Congreso, Adriana Lastra, ha descartado que el Gobierno de Pedro Sánchez vaya a plantearse la posibilidad de indultar a Iñaki Urdangarin, condenado por el Tribunal Supremo a 5 años y 10 meses de prisión por el caso Nóos.

"Es irreal que alguien pueda valorar la petición de indulto", ha sostenido la número dos del PSOE en una entrevista en la que ha recordado que su partido siempre ha defendido que el Gobierno "no pueda indultar" a los condenados por delitos de violencia de género o de corrupción.

Tras apuntar que éste último es el caso del marido de la infanta Cristina, Lastra ha confirmado que la posición de los socialistas sigue siendo la misma, y ha hecho también hincapié en que son "muy respetuosos con las decisiones judiciales".

Publicidad

Caso Nóos

El exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres

Diego Torres, el profesor que encumbró a Iñaki Urdangarin y se hundió con él

Diego Torres, de 53 años, conoció a Iñaki Urdangarin en la época en la que el jugador de balonmano y pareja de la Infanta Cristina estudiaba en la escuela de negocios barcelonesa de Esade, donde él impartía clases. El supremo lo condena a 5 años y 8 meses de cárcel por el caso Nóos.

Imagen de archivo de Iñaki Urdangarin

Iñaki Urdangarin, del palacio a las puertas de la cárcel

Iñaki Urdangarin nacido en Zumarraga y que el 15 de enero cumplió 50 años, dejó de pertenecer a la Familia Real en junio de 2014, al mismo tiempo que su esposa y la Infanta Elena, coincidiendo con el relevo en el trono. Sin embargo, ya en diciembre de 2011 se le apartó de las actividades oficiales, poco antes de que fuera imputado por sus negocios en el caso Nóos junto a su socio, Diego Torres.