ESPECIAL Constitución

Así fue el referéndum por el que se ratificó la Constitución en 1978: Los Reyes Juan Carlos I y Sofía acudieron a votar

Las calles se forraron de millones de carteles. El peso de la campaña a favor del 'sí' lo llevaban UCD y el PSOE, mientras que los partidos comunistas se dividieron entre el 'no' y la abstención.

Publicidad

El 6 de diciembre de 1978 se celebró el referéndum para la ratificación de la Constitución. La propaganda oficial explicaba entonces, paso a paso, cómo se debía ejercer el derecho al voto. "Nos tenían que enseñar que a votar", recuerda el sociólogo Ramón Adell "había gente que decía 'yo quiero votar a Franco' y los responsables de la mesa decían: 'es que eso hoy no toca'".

Este experto en propaganda electoral asegura que "la campaña institucional de llamamiento al voto era una campaña que de cierta forma inducía al 'sí' y en la cual todos los medios se volcaron".

Adell cuenta con una importante colección de panfletos, carteles y todo lo que tiene que ver con la propaganda de la época. "Esto es lo que llegaba a casa, un ejemplar de la Constitución con los cuatro idiomas (castellano, gallego, euskera y catalán), y bueno el más sesudo se lo leía", recuerda. Asimismo, explica que lo que llegaba más a la juventud o a la gente con menos paciencia era un modelo de dibujos o la Constitución de Forges.

Las calles estaban forradas de millones de carteles. "El peso de la campaña a favor de la Constitución lo llevaba UCD y el PSOE. En contra estaba sobre todo la extrema derecha", recuerda Adell, que explica que se editaron más de 10 millones de carteles y con frases muy chocantes, sobre si España se rompe, el divorcio, la ruptura de la familia...".

Los partidos comunistas se dividieron entre el 'no' y la abstención. Esa jornada dejó una imagen excepcional, el Rey Juan Carlos y la Reina Sofía acudían a votar. Las crónicas de la época detallaban que el carnet de identidad figuraba que la profesión del Rey era la de administración pública y en el de la Reina ponía "sus labores".

Miquel Roca, padre de la Constitución, explica que esa imagen del Rey votando tenía un fuerte significado: "Aquel día la Monarquía pasaba a ser una Monarquía parlamentaria que reconocía que la soberanía era del pueblo". Había largas ante los colegios electorales y el apoyo a la Constitución fue del 90%. Para Miquel Roca "significó que habíamos logrado lo que la gente nos pedía".

Publicidad