El candidato ultra Bolsonaro aparece ahora como amigo de los homosexuales

Publicidad

VA PRIMERO EN LAS ENCUESTAS

El Tribunal Electoral de Brasil abre una investigación sobre la campaña de Bolsonaro por abuso de poder

Presuntamente un grupo de empresarios estaría financiando de manera ilícita una red criminal que envía millones de mensajes falsos por Whatsapp con ataques al Partido de los Trabajadores y a su candidato presidencial, Fernando Haddad, para los comicios del día 28.

El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil acogió hoy la petición del Partido de los Trabajadores (PT) y abrió una investigación sobre la campaña del candidato ultraderechista a la Presidencia, Jair Bolsonaro, por supuesto abuso de poder económico y uso indebido de los medios de comunicación.

El partido de izquierda entregó la víspera una petición de investigación ante la Corte Electoral después de que el diario 'Folha de Sao Paulo' publicara que un grupo de empresarios estaría financiando de manera ilícita una red criminal que envía millones de mensajes falsos por Whatsapp con ataques al PT y a su candidato presidencial, Fernando Haddad, para los comicios del día 28.

En su decisión, el magistrado Jorge Mussi estableció que Bolsonaro, líder en las encuestas, deberá manifestarse sobre las acciones denunciadas por el periódico en cinco días naturales, pero rechazó las solicitudes de registro de las empresas que, según el PT, estarían detrás de la supuesta financiación ilegal de la campaña del candidato ultraderechista.

Según juristas, la práctica sería ilegal, pues se trata de donación de campaña por parte de empresas, lo que está prohibido por la legislación electoral, y, de ser comprobada, la candidatura de Bolsonaro puede ser inhabilitada por abuso de poder económico y crimen electoral. Además de Bolsonaro y su compañero de fórmula, Hamilton Mourao, el magistrado determinó que otras once personas, representantes de las empresas que fueron citadas en la resolución, igualmente deberán ser notificadas para que "presenten defensa, sí así desean".

Mussi negó sin embargo las peticiones del PT de registros y allanamiento en empresas y residencias, pues consideró que toda la "argumentación" desarrollada en la petición está basada en "reportajes periodísticos", cuyos elementos no "ostentan aptitud" para "demostrar el mérito de la tesis en la que se fundan los pedidos".

También este viernes, la fiscal general de Brasil, Raquel Dodge, solicitó que la Policía Federal investigue si empresas de tecnología de la información estarían diseminando de manera "estructurada" noticias falsas, "referentes a los dos candidatos que disputan la segunda vuelta de las elecciones para presidente".

En un comunicado, Dodge igualmente destacó los "hechos mencionados en reportajes periodísticos" y subrayó que el objetivo de la investigación es "averiguar la existencia de una eventual utilización de trama profesional por parte de las campañas con el propósito de propagar noticias falsas".

Según Dodge, el uso de recursos tecnológicos para difundir "informaciones falsas u ofensivas" en las redes sociales podría interferir en la opinión de los electores. En medio de la disputa, los operadores de Twitter y WhatsApp en Brasil informaron que bloquearon "centenas de miles de cuentas durante el periodo de elecciones en Brasil".

Así fue Jair Bolsonaro comparado con Hitler durante la campaña electoral:

Publicidad

Elecciones en Brasil

El candidato progresista Fernando Haddad

Haddad recorta distancias pero sigue lejos detrás de Bolsonaro a un día de las elecciones en Brasil

Ante la remota posibilidad de forzar un vuelco en la intención de voto, Haddad ha multiplicado sus actos de campaña. Las mujeres representan la mayoría del electorado en Brasil y muchas no quieren que gane un candidato machista como Bolsonaro.

Jair Bolsonaro

¿Qué pasará si gana las elecciones Bolsonaro?

Jair Bolsonaro se posiciona como el candidato más favorable a proclamarse ganador de las elecciones de Brasil del próximo domingo. A la espera de conocer los resultados de los comicios, los inversores se frotan las manos contando las ganancias que obtendrán si Bolsonaro cumple su palabra de privatizar las empresas y dar un giro a la derecha de sus políticas económicas. Otras medidas que ha dejado caer en sus contadas apariciones públicas son implantar de nuevo la pena de muerte y permitir la posesión de armas a la población.