Publicidad

Ciberseguridad

El 70% de los ciberataques va dirigido a pequeñas y medianas empresas

Las pymes se han convertido en el nuevo objetivo de los ciberdelincuentes. Se pueden atacar de forma más rápida y sencilla que las grandes corporaciones. Por eso, los pequeños negocios están cada vez más preocupados por su seguridad en la red.

En resumen
  • Una de cada cinco pymes ha sufrido un ciberataque en el último año
  • La movilidad de los empleados y el uso de dispositivos móviles pueden suponer un riesgo

Cualquier negocio, por pequeño que sea, ya está mínimamente digitalizado. Es raro entrar en un restaurante, una farmacia o una peluquería y que no haya un ordenador a la vista. Solo en ese dispositivo ya hay almacenados miles y miles de datos: carteras de clientes, proveedores, direcciones personales, presupuestos… Mucha información confidencial que podría paralizar la empresa si cayera en manos de un ciberdelincuente.

“Hay muchas veces que existe un error de contexto, donde las pymes y microempresas piensan que ellas no son un objetivo para los atacantes porque se supone que no tienen nada que les pueda interesar”, explica Marco Antonio Lozano, responsable de Servicios de Ciberseguridad del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE).

Pero los datos nos demuestran todo lo contrario: el 70% de los ciberataques va dirigido a pequeñas y medianas empresas. “Es un tema de ‘economía del atacante’. Las grandes empresas tienen barreras de protección muy altas y atacarlas requiere una gran cantidad de tiempo y herramientas”, nos cuenta Victor Deutsch, responsable de Estrategia y Programas de Transformación de la Unidad de Ciberseguridad de Telefónica España.

Solo el año pasado, el INCIBE atendió 4.811 consultas telefónicas y gestionó un total de 111.519 incidentes. “La mayor parte de ellos están asociados con el fraude. Es decir, con las estafas a través de internet, con la suplantación de páginas web, venta de productos falsificados…” añade Lozano.

Unos ciberdelitos que se multiplican en fechas marcadas ya en el calendario como el Black Friday, el Cyber Monday o la Navidad. Momentos del año en los que crece, y mucho, el comercio online. Por eso, es importante disponer de fuertes barreras de protección. “Antes eran un privilegio de las grandes empresas pero, hoy en día, hay soluciones de seguridad asequibles para todas las compañías. Ahora, con plataformas en la nube se reduce mucho el coste porque esa misma solución es compartida por muchísimas empresas”, apunta Deutsch.

Con la movilidad de los empleados y el trabajo desde dispositivos móviles conectados a redes wifi, también se han abierto nuevas puertas a los ciberdelincuentes. Por eso, todas estas medidas son fundamentales para que las pequeñas empresas puedan reducir riesgos. Una de cada cinco pymes ya ha sufrido un ciberataque.

Publicidad