Francisco Correa se valía de las relaciones conseguidas por trabajar para el Partido Popular en la organización de actos y viajes: sobornaban a dirigentes del PP para conseguir contratos y a la vez utilizaban su influencia para cobrar comisiones a empresarios que querían trabajar con las administraciones gobernadas por el partido.

Un caso, muchos juicios

La investigación inicial se ha dividido en numerosas piezas judiciales, lo que terminará en más de una veintena de juicios, la mayoría todavía pendientes. El más importante es la parte referida a la primera época de Gürtel. En el caso valenciano se ha juzgado ya la contratación de la participación de la Generalitat en la Fitur y esperan otros sumarios: contratos de la radiotelevisión valenciana durante la visita del Papa en 2006 o la financiación del PP. El caso de los trajes de Camps ya fue juzgado y resultó absuelto el expresidente de la comunidad.

Otras partes han investigado los contratos en varios ayuntamientos o en la empresa pública de aeropuertos AENA.

Al referirse también a una financiación oculta del Partido Popular y coincidir algunos protagonistas se confunde a veces con el caso de los papeles de Bárcenas.