Inspección trabajo

Yolanda Díaz presenta un Plan Especial de Inspección de Trabajo para combatir riesgos laborales por golpes de calor

Con este plan, la Inspección de Trabajo pone el foco en la exposición de los trabajadores a las elevadas temperaturas, un riesgo para la salud que en ocasiones puede tener consecuencias letales.

Yolanda Díaz presenta un plan especial de Inspección para combatir riesgos laborales por golpes de calor

Publicidad

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha presentado este miércoles un Plan de Actuación de la Inspección de Trabajo que, por primera vez, presta una especial atención al los trabajadores frente a posibles golpes de calor ante las elevadas temperaturas.

Desde el ministerio indican que las actuaciones están diseñadas "para concienciar a las empresas con el objetivo de proteger a aquellas personas que desempeñan su trabajo en unas condiciones que pueden acabar provocando un golpe de calor, cuando el cuerpo registra un incremento de temperatura corporal, ya sea debido a un esfuerzo físico desmesurado en un ambiente caluroso o con escasa ventilación".

Cada verano muchos trabajadores son víctimas del calor, especialmente aquellos que desarrollan su actividad al aire libre, como en obras públicas, en la construcción o en agricultura, lo que conllevan la exposición de los trabajadores a temperaturas muy elevadas.

El estrés térmico por calor puede originar diversos daños a la salud, desde calambres, deshidratación, agotamiento por calor o golpes de calor que pueden llegar a ocasionar la muerte. Por ello, es fundamental que, tanto trabajadores como empresarios, tomen conciencia del riesgo que supone trabajar con mucho calor.

Medidas que se deben adoptar:

  • Proporcionar agua potable en las proximidades de los puestos de trabajo.
  • Planificar las tareas más pesadas en las horas de menos calor, adaptando, si es necesario, los horarios de trabajo. También recomiendan hacer más pausas de lo habitual y en lugares frescos.
  • Procurar vestir con ropas amplias, de tejido ligero y colores claros, así como proteger la cabeza con una gorra o sombrero.
  • Habilitar zonas de sombra o locales frescos para el descanso de los trabajadores.
  • Evitar el trabajo individual, favoreciendo el trabajo en equipo para facilitar la supervisión mutua de los trabajadores.
  • Informar a los trabajadores sobre los riesgos relacionados con el calor, sus efectos y las medidas preventivas y de primeros auxilios que hay que adoptar.

Publicidad