Opinión

Vicente Vallés: "Se han superado límites que parecían fuera del marco habitual de la batalla política"

Vicente Vallés hace una reflexión sobre el elevado tono en las acusaciones en el hemiciclo. "No vivimos los días más edificantes en el parlamento", indica.

Publicidad

El Congreso de los Diputados se ha convertido en una olla a presión. No es esta la primera vez en la historia que el parlamento es el escenario de la crispación política. En los años 90 se vivieron situaciones de enorme tensión entre el gobierno de Felipe González y la oposición de José María Aznar. Y también ocurrió después de los atentados del 11M.

Pero esta vez se han superado algunos límites que parecían fuera del marco habitual de la batalla política. Porque se han escuchado en el hemiciclo acusaciones golpismo, con referencias expresas a Tejero y al 23F. Y miembros del Gobierno han lanzado ataques inéditos al Tribunal Constitucional.

No vivimos los días más edificantes en el parlamento. Ni resulta alentador sobre el clima político que nos espera de cara a las elecciones municipales y autonómicas de mayo, ni tampoco para las generales que se celebrarán dentro de un año.

Si a estas alturas hay acusaciones mutuas de golpismo, es difícil imaginar hasta dónde pueden llegar los excesos verbales cuando se acerque la cita con las urnas.

Publicidad

Lilith Verstrynge, secretaria de Organización de Podemos, en los cursos de verano de la Complutense

Podemos enmienda la Ley de Bienestar Animal para presionar al PSOE

El texto presentado en el Congreso junto a ERC, Bildu, Más País y Junts busca incluir a los perros de caza bajo el paraguas de esa norma, toda vez que las negociaciones con el PSOE no han dado sus frutos. El éxito de la votación parlamentaria está en el aire.

La ministra de Igualdad, Irene Montero

La reforma del PSOE de la ley del 'solo sí es sí' tardará en debatirse en el Congreso

Los socios de la coalición tienen aún margen de maniobra para poder llegar a un acuerdo. Los socialistas presentaron en solitario su propuesta de reforma a la ley 'estrella' de Irene Montero sin llegar a un acuerdo con Podemos porque considera que se quita el consentimiento del centro de la norma.