Vallada, el pueblo más endeudado de España, está tan arruinado que el Ayuntamiento se ha visto obligado a tomar medidas drásticas para ahorrar.

Los problemas de dinero comenzaron hace unos años cuando el Ayuntamiento compró unos terrenos para construir un complejo dedicado a la náutica. El problema es que ese lugar está a 75 kilómetros del puerto más cercano y eso llevó a que el proyecto nunca cuajara.

El antiguo alcalde compró casi un millón y medio de metros cuadrados para construir un astillero, un dique seco y una escuela de vela, todo esto a 75,5 kilómetros de la costa más cercana.

"Se demostró que no tenía mucho sentido, pero continuaron adelante", cuenta la actual regidora de la ciudad, que explica que una vez que se dieron cuenta de que el proyecto era totalmente inviable, el Consistorio tuvo que reformular el concepto y decidió que ese terreno se convirtiera en un polígono industrial.

Del gran proyecto en Vallada solo queda un cartel donde las letras se las ha llevado el viento y en los terrenos se han invertido ya 15 millones de euros. El problema es que a pesar de que hay empresas interesadas en instalarse en ese lugar, el Ayuntamiento no se puede permitir urbanizarlo porque tiene una deuda de entre 25 y 37 millones de euros.

Los vecinos, que tienen una deuda de alrededor de 12.000 euros, son quienes sufren las consecuencias de la idea del antiguo alcalde.

El pueblo está tan endeudado que han tenido que tomar medidas para ahorrar. Por ejemplo, cuando cae la noche solo se encienden dos de cada tres farolas y el presupuestos para las fiestas se ha reducido notablemente. Por su parte, los concejales y la alcaldesa no cobra ni un céntimo de las arcas públicas.

Vallada es uno de los algo más de 8.000 municipios endeudados de España. Sin embargo este municipio encabeza la lista de los pueblos más endeudados.