Publicidad

TRAS LA SALIDA DE SANTI POTRO DE LA CÁRCEL

Una de las víctimas del atentado de Hipercor: "Si tuviera a Potros delante, le preguntaría qué consiguió con la masacre"

José Vargas, uno de los supervivientes del atentado de ETA en una cadena de supermercados en Barcelona, siente "rabia e indignación" por la salida de la cárcel del etarra Santi Potros tras 31 años. Vargas se pregunta por qué un asesinato con 40 muertes a sus espaldas "no haya cumplido ni siquiera un año de cárcel por cada uno de ellos". Además, "si tuviera a Potros delante, le preguntaría qué consiguió con la masacre".

antena3.com | Madrid
| 06.08.2018 11:45

Las víctimas del atentado de ETA en una cadena de supermercados en Barcelona sienten "rabia e indignación" tras la salida de prisión de Santiago Arrospide. En palabras de una de ellas a Antena 3 Noticias, José Vargas se pregunta "por qué un asesino con casi 40 asesinatos, y algunos sin resolver, no haya cumplido ni siquiera un año por cada uno de ellos".

Respecto a los actos de recibimiento, Vargas pide a la Delegación del Gobierno en el País Vasco que intervenga y que "contenga los casos de homenaje que se puedan hacer a este individuo". La víctima se refiere a las pancartas de bienvenida que sus amigos colgaron en su pueblo, Lasarte, y la comida que se le organizó en un bar.

Además, Vargas ha confesado que si tuviera a Potros en frente le preguntaría "qué ha conseguido con la masacre que hicieron en Hipercor en la que murieron 21 personas, entre ellas cuatro niños, y dejar 46 heridos".

El histórico etarra salió el pasado domingo de la prisión de Topas, en Salamanca, acompañado por tres familiares, dos hombres y una mujer, y no ha querido hacer declaraciones.

Solo la mujer, que ha recibido con un beso a Santi Potros, ha respondido con un "muy bien" a la pregunta de cómo se encontraba a la salida de prisión.

Santi Potros ha sido excarcelado tras pasar 31 de sus 70 años en la cárcel -13 en Francia y 18 en España- y superar el cumplimiento máximo de privación de libertad, como autor de los atentados más sanguinarios de ETA como el de Hipercor de Barcelona o el de la plaza de República Dominicana de Madrid.

Publicidad